jueves, 8 de diciembre de 2011

Nota de suicido comercial: el mito codificado.



Así que esto es todo, en breve (esperamos) les presentaremos una colección de canciones agrupadas bajo el nombre de Nota de Suicidio comercial (en homenaje a Lichis), esperando que sean ciertas también las palabras de Levi-Strauss:

"la obra musical proporciona un sistema de desciframiento, una matriz de relaciones que filtra y organiza la experiencia vivida, la sustituye y proporciona la ilusión benefactora de que las contradicciones pueden ser superadas y las dificultades resueltas (...) No hay obra musical que no se abra con un problema y no tienda hacia su resolución, dándole a este término un sentido más amplio pero consecuente con el que tiene en el lenguaje musical."


Sabemos, queridos amigos, que os puede resultar un poco monótono, pero, la verdad, nos gustan los discos temáticos, tanto los divorcistas (Blood on the tracks, Blue, Avería y Redención, Songs of love and hate, Love is hell, Naturaleza sangre...), como de desintoxicación (El manifiesto desastre, Plastic Ono band, Las fantásticas aventuras del Capitán Angustia...), drogas (Berlin, Canciones de amor y droga, Screamadelica...) y, a ser posible, sobre ruptura y drogas (Una semana en el motor de un autobús, Dónde están mis amigos, I and love and you, El Salmón…) y en estos tiempos que corren creemos que no hay otro motivo, no ya para escuchar un disco entero, sino ni siquiera para sacarlo. Y, como estamos convencidos de ello, así será como lo saquemos, deseando convenceros y que lo escuchéis. O, mejor, que lo escuchéis y convenceros. O, mejor aún, sencillamente que lo escuchéis.
           
Por tanto, esperamos que este suicidio sea lo más colectivo posible. Y que ustedes lo disfruten como merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario